Actualidad y noticias

El pilar de la industria 4.0

17 mayo 2017

Expoquimia, la exhibición de referencia del sector químico español, sirve de pilar central de la consolidación de las ferias industriales de Fira de Barcelona

Expoquimia, la exhibición de referencia del sector químico español, sirve de pilar central de la consolidación de las ferias industriales de Fira de Barcelona

El sector qímico español prevé incrementar su cita de negocio un 2,5% en 2017, hasta los 60.875 millones de euros, lo que supondría acumular un crecimiento del 21,8% desde 2007, según datos de la Federación Empresarial de la Industria Química (Feique). El sector representa el 12,45 del PIB industrial y es la tercera rama más exportadora, después del transporte y la metalmecánica. Pero la industria no se conforma con esas cifras. El mundo buscar ser menos contaminante y más eficiente para ajustarse a los acuerdos internacionales; y para eso, ha de construir su futuro sobre la estructura que ofrece el sector químico.

Es lo que pretende explicar el sector en el salón Expoquimia, que lleva más de 50 años celebrándose en la Fira de Barcelona. La 18ª edición del encuentro trianual tendrá lugar entre el 2 y el 6 de octubre e incluye por segunda vez el Smart Chemistry Smart Future, una exhibición impulsada por la patronal que busca cambiar la imagen de chimeneas humeantes que la industria química tiene entre la sociedad por otra de impresoras 3D de materiales biodegradables y laboratorios que permiten mantener o incluso mejorar la calidad de vida

Fira de Barcelona aglutina el encuentro junto a Eurosurfas y Equiplast, los salones de tratamientos de superfícies, y el de plástico y caucho respectivamente, en lo que denomina El encuentro de la química aplicada del Mediterráneo

Un total de 22 formas del sector propondrán conjuntamente su visión del futuro

La muestra, con más de 50 años de historia, ocupa más de 18.000 metros cuadrados.

A su vez, todas estas ferias se enmarcarán por primera vez en un macroevento que prepara la organizadora de congresos barcelonesa durante los mismos días: la semana de la Industria 4.0, donde confluirán ocho grandes salones. Antón Valero, presidente de Feique y del salón, cree que, más que un cambio de imagen, el evento sirve para explicar "una cara del sector que siempre ha existido, pero que no hemos sabido presentar". Un total de 22 firmas, entre las que están líderes de la industria como Air Liquide, BASF, Cepsa, Dow Chemical Ibérica, Ercros, Panreac Química, Praxair o Repsol, acudirán bajo un diseño expositivo común en una zona que ocupará 2.500 metros cuadrados de los 18.000 totales.

Aquí presentarán uno o dos ejemplos cada una sobre eficiencia energética, hidráulica, materiales inteligentes o economía circular. Se podrán ver impresoras 3D que trabajan con plástico biodegradable y con PVC, o sistemas digitales para la depuración del agua, así como materiales creativos para automóviles. Precisamente en el mundo de la automoción es donde habrá un gran número de propuestas, según la organización, con prototipos de bicicletas eléctricas, un coche de gas licuado de petróleo, sistemas para la captura del dióxido de carbono o de repostaje sostenible de nitrógeno para el transporte refrigerado. En general, esta exposición se vertebrará en dos grandes ejes temáticos: Smart World (que versa sobre la contribución de la química al desarrollo sostenible y las soluciones globales) y Smart Life (sobre la apuesta de la química a soluciones orientadas a mejorar la calidad de vida de las personas).

Vuelta de tuerca
Para Valero, el Smart Chemistry es también darle una vuelta de tuerca a Expoquimia en la forma de exponer. "Antes la gente iba a la feria a ver las novedades; ahora eso lo tiene internet. Lo que puede hacer ahora es tocar y comprobar estos cambios", añade. "El salón llega en un momento en que estamos en plena implantación del acuerdo de París y pleno desarrollo legislativo de las leyes de cambio climático, economía circular, o directivas de emisiones de dióxido de carbono, que tendrán impacto en todas las actividades industriales. Por lo tanto, estamos en un punto de inflexión muy importante en el que la industria química será la encargada de suministrar nuevos materiales, alternativas al carbón y ayudar a cumplir esos objetivos".

La Fira acogerá en paralelo las Jornadas de Análisis Instrumental y el décimo Congreso Mundial de Ingeniería Química (WCCE, en sus siglas en inglés), que prevé reunir a más de 3.000 congresistas y que se celebran por primera vez en España

Autor: Carlos Orquín, El País