Pilar Espina, Directora General de la Asociación de Empresas de Eetergentes y de Productos de limpieza, mantenimiento y afines (ADELMA): "Las referencias sostenibles aumentan su presencia tanto en el sector doméstico como en la demanda del sector profesional e industrial"

09 octubre 2019

CHEMICAL NEWS
Pilar Espina

Pilar Espina es ingeniería industrial por la Universidad Politècnica de Madrid y actualmente dirige la asociación empresarial ADELMA. Es, además, vicepresidenta del Comité Español de la Detergencia y Afines, miembro de diversos grupos de trabajo de ECOEMBES, miembro de la Plataforma Española de Envase y Embalaje (PACKNET); vocal en la Junta Directiva y Asamblea General y numerosos Grupos de Trabajo y Comisiones de FEIQUE.

Pilar Espina es ingeniería industrial por la Universidad Politècnica de Madrid y actualmente dirige la asociación empresarial ADELMA. Es, además, vicepresidenta del Comité Español de la Detergencia y Afines, miembro de diversos grupos de trabajo de ECOEMBES, miembro de la Plataforma Española de Envase y Embalaje (PACKNET); vocal en la Junta Directiva y Asamblea General y numerosos Grupos de Trabajo y Comisiones de FEIQUE; vocal en la Asamblea General de la CEOE; y vocal en la Plataforma para la Sostenibilidad de los Envases, entre otros cargos. Pilar Espina explica a Chemical News su visión sobre el sector haciendo especial énfasis la clarificación sobre conceptos o etiquetas ampliamente usados como biodegradable o ecológico.

¿Cómo asociación de empresas del sector de la detergencia y la limpieza ustedes han notado un cambio de la sensibilidad ambiental respecto a los productos por parte de los consumidores? En caso afirmativo, ¿en qué aspectos se manifiesta dicho cambio?

Aunque directamente no disponemos de datos sobre el consumo del sector, sí hemos observado, tanto por la propia actividad de las empresas como por la prensa especializada, el aumento significativo de productos sostenibles en la inmensa mayoría de las categorías de productos detergentes y/o limpiadores con independencia del uso doméstico o industrial y profesional de los mismos.

¿Cuáles son las principales iniciativas del sector en este momento en favor de una producción más sostenible?

Nuestro sector tiene una larga tradición, más de veinte años, en impulsar iniciativas enfocadas a desarrollar productos que compaginen eficacia, protección del consumidor y respeto al medio ambiente dentro y fuera del hogar, asegurando un ahorro en cada etapa del ciclo de vida al promover bajas temperaturas de lavado junto con progresivas reducciones de dosis de uso a medida que la tecnología lo ha ido permitiendo.

La primera iniciativa centrada en el desarrollo de productos más sostenibles, teniendo en cuenta todo el ciclo de vida del producto, se denomina Charter para la Sostenibilidad de A.I.S.E, que fue lanzado en el año 2005, siendo su última actualización el Charter 2020+, al incluir nuevos parámetros de evaluación en línea con la estrategia de plásticos de la UE. Para dar una idea más concreta de lo que se ha conseguido en estos 14 años podemos citar los siguientes datos de ejemplo: reducción del 40% de las emisiones de CO2, ahorro del 35% en energía consumida y disminución del 25% en envases.

La iniciativa más reciente se ha lanzado a principios de año bajo el título A.I.S.E. Voluntary Iniciative on Plastic Packaging mediante la cual el sector, a nivel europeo, da un nuevo paso alineándose con la Estrategia de Plásticos de la Comisión Europea al promover el empleo de plástico reciclado en los envases con el objetivo de que el año 2025 sus envases contengan al menos un 20% de plástico reciclado, así como que todos ellos sean reciclables, reutilizables y/o compostables.

¿Qué papel juegan en este contexto los detergentes biodegradables? ¿Cuáles serían hoy en día los principales argumentos en favor de su uso? ¿Las prestaciones que ofrecen y su eficacia son equivalentes a las de cualquier otro detergente?

En nuestro caso, preferimos evitar el calificativo de biodegradables en los productos detergentes con el fin de evitar, por un lado, confusión con la obligación establecida por el Reglamento sobre la biodegradabilidad de los tensioactivos empleados en los mismos:
Se requiere la prueba de la biodegradación final aerobia para los tensioactivos empleados en detergentes.
Los criterios de la biodegradabilidad se aplican a todos los tipos de tensioactivos (aniónicos, no iónicos, catiónicos y anfóteros).

El criterio de la biodegradabilidad final es la mineralización del 60% ("biodegradación final" en dióxido de carbono, agua y sales minerales) en el plazo de 28 días. "Con la adecuada justificación" puede utilizarse un método enumerado en el Anexo III B.

Los fabricantes que comercialicen detergentes, en lo que se refiere a la biodegradabilidad de los tensioactivos empleados en estos productos, deberán obtener de sus proveedores de tensioactivos (tanto de la UE así como de fuera de la UE), confirmaciones por escrito (en fichas de seguridad o en un documento específico) de que los tensioactivos usados se pueden poner en el mercado sin limitación adicional referente a su biodegradabilidad final, de acuerdo con el artículo 4 (1). A.I.S.E., en colaboración con CESIO, ECOSOL y Fecc, ha desarrollado Guías para la transmisión de información de la biodegradabilidad de los tensioactivos tal y como define el artículo 9.

Si los criterios para la biodegradabilidad final no se cumplen, las exenciones son solamente posibles para ciertos tensioactivos usados en detergentes que se empleen en el ámbito industrial o institucional para aquellos usos definidos en el Artículo 6 (1). Con este fin: La confirmación escrita deberá señalar que los tensioactivos, conforme al Anexo II, cumplen en un 80% la biodegradabilidad primaria y deberá disponerse de una exención para el tensioactivo en cuestión publicada por la autoridad competente.

Y, por otro lado, calificar como biodegradable la composición de un producto detergente siguiendo la biodegradabilidad requerida a los tensioactivos podría ser cuestionable para algunos ingredientes inorgánicos que pudiese contener.

¿Es correcto denominarlos detergentes ecológicos o hay algún matiz alguna diferencia conceptual relevante?

Nuevamente, esto es otro ejemplo de lo estrictamente regulados que están nuestros productos, tanto por la legislación que afecta a los productos químicos como por la específica de los productos detergentes.

Las referencias de la legislación de productos químicos sobre este tipo de claims o alegaciones publicitarias son las siguientes:

En el Reglamento 1272/2008 de clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas químicas, CLP, en su Artículo 25, indica lo siguiente:

"En la etiqueta o el envase de una sustancia o mezcla no deberán figurar indicaciones como "no tóxico", "no nocivo", "no contaminante", "ecológico", ni otras indicaciones que señalen que la sustancia o mezcla no es peligrosa, o sean no consecuentes con la clasificación."

De la misma manera en el Real Decreto 770/1999 de Detergentes, se establece igualmente que a la hora de etiquetar se deberá indicar una información eficaz, veraz y suficiente de sus usos y características esenciales. No dejará lugar a dudas respecto de la verdadera naturaleza del producto, evitando que se genere confusión en su denominación con medicamentos, cosméticos y alimentos."

Se prohíbe cualquier identificación en el envase o en la etiqueta de los productos del tipo «no tóxico», "no nocivo", "no contaminante", "ecológico" o cualquier otra indicación tendente a demostrar el carácter no peligroso de un preparado o que pueda dar lugar a una infravaloración del peligro que éste presente."

Por estos motivos, las certificaciones o sellos de sostenibilidad que, según nuestra opinión, mejor se pueden ajustan a la pregunta serían la Ecoetiqueta Europea de la Comisión Europea, que se concede a los productos y detergentes que tienen un menor impacto ambiental con respecto a otros de una misma categoría, así como los productos adheridos al Charter para la Sostenibilidad de A.I.S.E. citado anteriormente.

¿Permiten el ahorro de agua o no inciden en este aspecto?

Dentro de las diversas iniciativas voluntarias desarrolladas en los últimos veinte años, se han lanzado seis dirigidas a la concentración de las dosis de lavado con el fin de disminuir la cantidad de detergente utilizado por lavado y consecuentemente el agua sin disminuir la eficacia del lavado. En el siguiente enlace, pueden encontrar una información detallada de las citas iniciativas y en este otro enlace puede verse los resultados cuantificables obtenidos.

¿Qué peso tienen en las ventas los detergentes de los que estamos hablando respecto a los detergentes convencionales en el mercado español? ¿Cómo se sitúa España con relación al peso de estos productos en el mercado? ¿Tenemos porcentajes similares de venta que otros países de nuestro entorno?

Como he indicado al principio, no disponemos directamente de datos pero sí podemos tener una idea de las tendencias a través de la prensa especializada e iniciativas sectoriales.

El sector de los detergentes lleva muchos años comprometido con la Ecoetiqueta Europea. De hecho, según los datos disponibles de la página web de la Comisión, nuestro sector siempre ha sido uno de los que ha liderado el número de licencias tanto en la Unión Europea (segundo sector en número de licencias de la UE con un 27,5% aproximadamente) como en España (líder con un 51,33 % aproximadamente en 2017)

Los datos de los que disponemos directamente son los relativos a las empresas comprometidas con el Charter para la Sostenibilidad de A.I.S.E. que, desde su lanzamiento por primera vez en 2005, cerca de 250 empresas (fabricantes/comercializadores y distribuidores) se han sumado a la iniciativa, lo que representa más del 95% de la producción total de Europa, siendo España uno de los países líderes en dicho compromiso ya que, según la última información que nos ha facilitado A.I.S.E., 16 de 117 miembros ordinarios (fabricantes) del Charter tienen su sede en España.

momento? ¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento para los próximos años? ¿Pueden tener mayor demanda en usos de organizaciones, como hoteles u hospitales, que en uso doméstico?

Como se he comentado anteriormente, las referencias sostenibles van aumentando en presencia y peso, tanto en los lineales en el sector doméstico como en la demanda en el sector profesional e industrial, derivado en ambos casos por el aumento del consumo sostenible y por la contratación pública, en el caso institucional.

CHEMICAL NEWS

Entrevista al presidente de Expoquimia, Carles Navarro: "Expoquimia es una oportunidad excepcional para que el sector químico se haga valer y exhiba los avances e innovaciones que aporta"

Leer Más >>

CHEMICAL NEWS

Entrevista Rafael Beaus, Global Consultancy Manager de Azbil Telstar: "En Expoquimia esperamos poder contactar personalmente con muchos de nuestros clientes"

Leer más >>

CHEMICAL NEWS

Batalla final de la aviación contra los microorganismos

Leer más >>