Giorgio Dell'Acqua, científico cosmético y consultor en la industria del cuidado personal: "Hoy los cosméticos se asocian con un enfoque holístico de nuestro cuerpo"

22 julio 2019

CHEMICAL NEWS
Giorgio Dell'Acqua

Graduado por la Universidad de Roma, Giorgio Dell'Acqua trabajó durante 15 años en investigación médica aplicada en la Escuela de Medicina Mount Sinai de Nueva York y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston.

Graduado por la Universidad de Roma, Giorgio Dell'Acqua trabajó durante 15 años en investigación médica aplicada en la Escuela de Medicina Mount Sinai de Nueva York y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston. Dio el salto al sector privado en el 2000 y ha pasado los últimos 19 años como ejecutivo y científico cosmético en la industria del cuidado personal. Está especializado en ingredientes para el cuidado de la piel y el cabello, desarrollo de productos y marketing técnico. Ha ayudado a llevar al mercado más de 200 ingredientes activos y productos de éxito y es autor de más de 60 publicaciones en medicina y cosmética. En los últimos 10 años, ha estado escribiendo y dando conferencias sobre ingredientes cosméticos naturales, cadenas de suministro sostenibles, y ha ayudado a buscar, desarrollar y comercializar muchos ingredientes naturales. Parte de su actividad reciente de desarrollo de productos se ha centrado en productos para cosméticos, prebióticos para la piel y adaptógenos para el cuidado de la piel y el cabello. Giorgio Dell'Acqua es un reconocido orador premiado sobre ingredientes naturales y un columnista habitual sobre sostenibilidad y ciencia cosmética. También es el presidente del Comité Científico de la New York Society of Cosmetic Chemists y su blogger científico. Chemical News ha podido formularle algunas preguntas para comprender el estado del sector y sus tendencias.

Muchos artículos publicados actualmente sobre cosméticos comparten la misma idea: los cosméticos ya no tienen que ver solo con la estética. La estética sigue siendo importante, pero la tendencia va más allá. ¿Comparte esta visión? ¿Cómo debemos entender la expresión "ir más allá" en el contexto actual?

La expresión "ir más allá de la estética" se asocia con un cliente que busca la eficacia del producto, el valor de los ingredientes y / o un mensaje asociado con una cadena de suministro sostenible y, por lo tanto, no solo se centra en la estética. Además, en ocasiones, ni siquiera está interesado en ella. Sin embargo, pienso que la estética todavía juega un papel importante en la cosmética. Creo que las marcas capaces de ofrecer un producto funcional, seguro y consciente con cualidades estéticas son las que están en posición de triunfar en el mercado.

¿Cree que los cosméticos incorporarán cada vez más aspectos relacionados con la salud? Si es así, ¿podría darnos algún ejemplos en este aspecto?

La constatación de que la piel y el cabello son componentes de nuestro cuerpo abrió la puerta a la posibilidad de asociar productos cosméticos con una rutina diaria saludable. Los cosméticos ahora se asocian con un enfoque holístico de nuestro cuerpo y cada vez son más populares en el gimnasio, el spa, el estudio de yoga, pero también como parte del ritual de bienestar corporal. Esta nueva tendencia justifica el aumento de cosmecéuticos y productos ingeribles que anuncian un enfoque sistémico para la salud de la piel y el cabello. La conexión entre el cerebro, el intestino, la piel y el cabello está médicamente probada y, por lo tanto, los ingredientes dirigidos a uno de estos órganos probablemente influyan en los otros. El aumento de probióticos y productos basados en CBD en el espacio cosmético es una prueba de que la conexión entre cosmética y salud corporal ya está aquí y está siendo desarrollada. Un reciente ejemplo de un enfoque para un tratamiento holístico y sistémico que considera a todo el cuerpo como una forma de alcanzar el objetivo (en este caso, el cabello) lo proporciona el reciente lanzamiento del Plan de crecimiento de la marca Nutrafol. En este caso, un ingerible dirigido al crecimiento del cabello se apoya en otros productos ingeribles asociados con el estilo de vida del consumidor.

Mientras que el siglo XX ha sido el siglo de las masas, el siglo XXI tiende a dar importancia al individuo. ¿Este zeitgeist también se manifiesta en la cosmética? ¿Se abandona el producto estándar a favor de una mayor personalización?

En efecto, la personalización está creciendo y las marcas apuntan al estilo de vida y la esfera emocional del consumidor en su publicidad. Las marcas están trabajando para crear una relación cercana con el consumidor al profundizar en sus hábitos y también utilizando la plataforma que les ofrecen las redes sociales. Además, algunas están desarrollando productos que se pueden personalizar en la tienda según el tipo de piel o mediante la plataforma de comercio electrónico. Este último el caso de Nutrafol o de Ipsy.

¿Cómo cree que Internet, y más específicamente las redes sociales, está influenciando los hábitos de los consumidores y la evolución del mercado en el sector de los cosméticos?

La mayor parte de la comunicación sobre cosméticos se realiza a través de las redes sociales, aunque los canales tradicionales todavía se utilizan. Yo diría que las redes sociales son un canal adicional e inmediatamente accesible. También es más barato para las marcas que otros canales publicitarios. El papel de personas influyentes y bloggers está creciendo y se están convirtiendo en los nuevos embajadores de las marcas.

Los consumidores demandan cada vez más componentes "naturales" en la composición de muchos productos y rechazan lo que consideran "artificial". ¿Cree que esta es una clara distinción en el caso de los cosméticos? ¿Es posible hablar de cosméticos ecológicos con cierto rigor?

Existe una clara demanda de ingredientes naturales y envases eco-sostenibles. Además, los consumidores están impulsando los conceptos vinculados a un abastecimiento ético y respetuoso con el medio ambiente, un enfoque minimalista en la formulación cosmética y, en última instancia, la preferencia por ingredientes seguros y no irritantes en los productos terminados. Estos conceptos se vinculan con la definición de belleza limpia.

Personalmente apoyo este enfoque ya que es posible realizar un producto terminado con seguridad y eficacia comprobadas. Las marcas más nuevas entienden que para tener éxito, los productos basados en conceptos como natural y verde deben ser validados para su funcionamiento.

El paradigma de la economía circular es cada vez más importante debido a su carácter transversal. ¿Cómo encaja en el mundo de la cosmética?

Los cosméticos son productos y cada componente de estos productos está sujeto a un ciclo de vida, desde la obtención hasta el uso por parte del consumidor y, finalmente, a la gestión de residuos. La economía circular quiere optimizar el abastecimiento y el uso, permitiendo que los componentes vuelvan a entrar en el ciclo de vida del producto o se composten sin dañar el medio ambiente (es decir, reingresando al ciclo natural). El objetivo final es reducir los residuos y ser rentable. Algunos ejemplos de aplicaciones en la industria cosmética son los envases reciclables (como el bioplástico o el plástico compostable) o los envases reutilizables (ver Cradle to Cradle y la iniciativa LOOP2), pero también el reciclado de la materia prima (o la posibilidad de utilizar alimentos reconvertidos en productos cosméticos). En este último caso, una colaboración entre la industria alimentaria y la industria cosmética permite reincorporar el desperdicio procedente de la producción alimentos al ciclo de vida de los cosméticos.

CHEMICAL NEWS

Entrevista al presidente de Expoquimia, Carles Navarro: "Expoquimia es una oportunidad excepcional para que el sector químico se haga valer y exhiba los avances e innovaciones que aporta"

Leer Más >>

CHEMICAL NEWS

Entrevista Rafael Beaus, Global Consultancy Manager de Azbil Telstar: "En Expoquimia esperamos poder contactar personalmente con muchos de nuestros clientes"

Leer más >>

CHEMICAL NEWS

Batalla final de la aviación contra los microorganismos

Leer más >>