Mark Miodownik, científico de materiales y director del the UCL Institute of Making: "El siglo XXI será la época más emocionante que habrá existido para los nuevos materiales"

29 mayo 2019

CHEMICAL NEWS
Mark Miodwnik

El profesor Mark Miodownik es doctor en aleaciones de motores a reacción de turbinas por la Universidad de Oxford, y ha trabajado como científico de materiales en los Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido.

El profesor Mark Miodownik es doctor en aleaciones de motores a reacción de turbinas por la Universidad de Oxford, y ha trabajado como científico de materiales en los Estados Unidos, Irlanda y el Reino Unido. Durante más de 10 años ha promovido la investigación que vincula las artes y las humanidades con la medicina, la ingeniería y la ciencia de los materiales. Esto culminó con el establecimiento del UCL Institute of Making, del cual es director y donde dirige el programa de investigación. Con frecuencia, da charlas sobre ingeniería y ciencia de los materiales en televisión, radio, festivales de ciencia y especialmente para audiencias escolares. Mark Miodownik es una figura mediática y muy conocido en el Reino Unido como divulgador científico. Miodownik ha hablado con Chemical News sobre la ciencia de los materiales y la influencia de la tecnología y de la cultura en la forma en que las personas tratan con los materiales.

¿Qué es la ciencia de los materiales y por qué no es ampliamente conocida por el público en general?

La ciencia de los materiales es el estudio de cómo se fabrican los materiales y cómo se crean propiedades específicas para ellos, como la transparencia en un vidrio o la resistencia en un metal, o las propiedades electrónicas de un teléfono inteligente. Por ejemplo, el chip de silicio -todo el mundo lo sabe - también es una tecnología de ciencia de materiales y lo mismo sucede con la pantalla táctil. ¿Por qué no está más presente en los medios de comunicación y en el debate público? Bueno, ciertamente este ha sido un enigma para mí en toda mi carrera y lo sigue siendo. Creo que tal vez parte del problema es que hay tanta tecnología de los materiales a nuestro alrededor en casas, edificios, coches, que a la gente le gusta mirar y hablar sobre un aspectos particulares.

¿Sería justo decir que la mayoría de nosotros somos desconocedores de los materiales que nos rodean?

Yo no diría tanto. Por el contrario, creo que la gente sabe mucho sobre los materiales. Si empiezas a preguntar sobre los materiales que les gustan, serán capaces de reconocer y explicar aspectos como el tacto, la sensación y las propiedades de los diferentes materiales. Pero estaría de acuerdo en que, en general, no existe un conocimiento más profundo y fundamental y muchas personas, que sí que reconocen intuitivamente esas propiedades de los materiales, no comprenden por qué las tienen.

¿Puede la ciencia de los materiales contribuir a un mundo más sostenible y a la economía circular?

Hay que recordar que todos los materiales que tenemos a disposición provienen de la ciencia de materiales. En cierto modo, el error de esta disciplina ha sido no pensar suficiente en la reciclabilidad, pero, por otro lado, ha habido algunos éxitos. El hierro y el acero, que son la piedra angular de nuestra civilización, se reciclan en un 90%. La forma en que la ciencia de los materiales puede contribuir en el área de los plásticos es mediante el diseño de moléculas que, por ejemplo, pueden hacer el trabajo de envasado y empaquetado de productos y al mismo tiempo puedan ser 100% reciclables. Eso es lo que esta ciencia puede ofrecer a la sostenibilidad y la economía circular.

Una vez afirmó que "la gente tiene que enamorarse otra vez de los plásticos". ¿Qué quería decir con ello?

Creo que a veces muchas personas no se dan cuenta de cuánto dependemos de los plásticos porque son parte de la vida cotidiana en la ropa que usamos, en la comida que compramos. Cuando vas a ciertos países y ves que estos materiales son escasos o ausentes, entonces comprendes su importancia. Es una paradoja porque el plástico se ha convertido en parte de nosotros pero a la vez hemos empezado a odiarlo. Creo que esta es una forma de odiarnos a nosotros mismos debido a la parte que no hacemos bien como la contaminación de los océanos. Pero realmente es poco saludable para una sociedad tener estos sentimientos por un material y al mismo tiempo confiar tanto en él. Lo que quiero decir con "tenemos que enamorarnos de ellos" es que tenemos que darnos cuenta de que el plástico, con sus virtudes y defectos, somos nosotros.

¿Veremos una "revolución de los materiales" en la próxima década?

Este siglo será la época más emocionante que habrá existido para los nuevos materiales. Quizás los objetivos más importantes que deberán buscarse en este ámbito sean la consecución de materiales para el cuerpo humano en el sentido de que serán útiles para "reconstruirnos" como implantes de todo tipo o incluso órganos nuevos. Entonces, por ejemplo, en lugar de tener que esperar un riñón de algún donante como ocurre ahora, existirá la posibilidad de que se pueda hacer crecer un riñón a partir de nuestras propias células. Eso va a ser un nuevo desafío para los materiales por supuesto. Otro problema, también relacionado con la salud, será implementar dispositivos electrónicos en el cuerpo para ayudar, por ejemplo, a las personas mayores a tener una mejor calidad de vida. Pero hay otras cosas relevantes fuera de nuestro cuerpo, como el cambio climático. En este terreno, por ejemplo con el aumento del fenómeno de las temperaturas extremas y las grandes diferencias de temperatura en un mismo lugar, será necesario contar con infraestructuras más sólidas. Nuestras carreteras, nuestros túneles, nuestros ferrocarriles se derrumbarán en caso de que no estén preparados para las nuevas condiciones climáticas y para estos desafíos podremos proporcionarles materiales que se reparen a sí mismos.

Todos hablan del grafeno como la piedra filosofal de nuestro tiempo. ¿Lo es?

Si nos fijamos en la historia del silicio, pasaron aproximadamente 50 años desde el primer transistor hasta que el silicio pasó a formar parte de lo cotidiano y realmente cambió la vida de las personas. Creo que en el caso del grafeno, el proceso no sería mucho más rápido que eso. Lo que no sabemos es si será otro silicio o si será uno de esos materiales que al final no acaba penetrando en nuestras vidas. Un material puede tener grandes propiedades, pero que se convierta en una parte de nuestra vida tiene que convertirse en parte de nuestra cultura y ese es un problema que no tiene una resolución de carácter técnico. Teniendo esto en cuenta no es tan fácil de predecir. De hecho, todos los materiales están en una dimensión que va más allá de lo técnico. Esta es la cuestión y por ello hay que analizar caso por caso.

Usted ha promovido una biblioteca de materiales. ¿Por qué?

Estamos acostumbrados a las bibliotecas de libros o películas, pero de la misma manera pensamos que sería interesante tener muestras de los materiales que conforman nuestra civilización. Así que hemos reunido más de 2.000 materiales.

¿En qué proyectos estás involucrado en este momento?

El más destacado es un centro de innovación de residuos plásticos donde ayudamos a las empresas, al gobierno y, lo que es más importante, a las personas, a cambiar la forma en que se comportan con los plásticos para que lo hagan de una manera más sostenible.

CHEMICAL NEWS

Entrevista al presidente de Expoquimia, Carles Navarro: "Expoquimia es una oportunidad excepcional para que el sector químico se haga valer y exhiba los avances e innovaciones que aporta"

Leer Más >>

CHEMICAL NEWS

Entrevista Rafael Beaus, Global Consultancy Manager de Azbil Telstar: "En Expoquimia esperamos poder contactar personalmente con muchos de nuestros clientes"

Leer más >>

CHEMICAL NEWS

Batalla final de la aviación contra los microorganismos

Leer más >>